20 marzo 2012

de Jairo del Agua


Persecución y muerte de la oveja negra

24.02.12 | 09:00. Archivado en Religión
Fano 4
(Imposible comprender la Redención si no partimos de que el Redentor fue un reformador que se rebeló pacíficamente -verdadera oveja negra- contra la ausencia de misericordia y la corrupción de la Religión, único poder civil de entonces.
Esa fue la "causa real y humana" de su muerte cruel. Solo nuestra pequeñez, la tradición judía de la expiación y las disparatadas interpretaciones míticas -aún de buena fe- pudieron imputar a Dios semejante crimen. Ahora podemos verlo. Y debemos pregonarlo al Pueblo creyente, arrepintiéndonos de los ignorantes disparates del pasado.
Si te cierras a la crecida luz de nuestro tiempo, estás rechazando la luz que brota del Redentor, que también nos redime de ignorancias y fantasías míticas. Precisamente porque Él nos encaminó hacia la plenitud humana. ¡Ojalá este cuento y mis próximas meditaciones te sirvan para profundizar, durante la Cuaresma, en tema tan esencial para los cristianos!).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada